23 dic. 2013

Navidad

Navidad es la fecha del calendario que más me gusta.
No por los regalos, que de todas maneras son muy bien recibidos, sino por el estado de ánimo de la gente que te rodea. Parece que la aproximación de la Nochebuena fuera una especie de rendición de cuenta anual, en cuanto a lo más íntimo del ser humano.
Me gusta también porque la paso con mis hijos y es un momento mágico.


A propósito de Navidad, me permito recordar uno de los departamentos que dirigí en mi paso por radio Chilena y en mis años de católico (hoy soy cristiano), fue el Departamento de Eventos Especiales y Área Pastoral.

Una sección pequeña de la emisora, pero que realizaba un trabajo gigante en cuanto a lo pastoral de la Iglesia Católica. Allí realicé radioteatros, programas especiales  con un record de difusión pastoral para Semana Santa. En 1994, por ejemplo, realicé una producción de 10 programa de una hora de duración cada uno. Estas 10 horas de contenido de Semana Santa se enviaron a 100 emisoras del país. Ese viernes santo (sin contar el sábado que hubo repetición de algunos) se emitieron mil horas de pastoral, un real hito en la producción de este tipo de programa, instancia aún no es superada.



La Navidad era algo más que especial.
El primer trabajo de este departamento fue la edición de un pequeño libro (con la ilustración de la portada realizada por mi hijo Pablo), pensado en facilitar el trabajo de los animadores de las radios que para estas fechas buscan textos para compartir con sus auditores ( o mejor dicho, buscaban).
El pequeño libro contenía 25 páginas, cada una con cinco frases relacionados con la Navidad. Desde el día 1, al día 25.



Se imprimieron 300 libros y se enviaron a casi todas las radios del país.

El Departamento de Eventos Especial y Área Pastoral fue una excelente idea del entonces Director Gerente y Presidente de radio Chilena, don Ernesto Corona Bozzo.



Estimadas amigas, estimados amigos.
Hoy me despido de ustedes agradeciendo la atención que han brindado a este blog. Otras ideas y otras inquietudes me alejan de mis historias musicales. Compartí con agrado parte de mis archivos, los que seguiré reuniendo y archivando ahora en un disco duro, para convertirse, quizás, en un libro.

Una feliz Navidad para todos y que los años venideros sean magníficos, y si por esas cosas de la vida surgen algunas dificultades, recuerden las palabras del Maestro; "Ayúdate que yo te ayudaré"

Cierro esta hoja virtual, con una de las frases de ese libro que repartimos a las radios: "Esperamos tantas cosas y cuando llegan, advertimos que no valía la pena esperarlas. Algo queda vacío siempre dentro de nosotros. 
Un niño muy especial viene en esta Navidad, esperémoslo, y cuando llegue, acojámoslo, nos traerá lo que de veras nos hacía falta"

Feliz Navidad...


No hay comentarios:

Publicar un comentario